“Guarida” – Constanza Schmidlin

3 septiembre, 2020

“Guarida” – Constanza Schmidlin

INFORMACIÓN
  • Sede:
  • Artista Docente:
  • Cupos:
  • Inicio del taller:
  • Horarios:
  • Día:
  • Sala:
“Guarida” – Constanza Schmidlin

Comunidad BAJ

“Guarida” – Constanza Schmidlin

Un trabajo hecho especialmente para su muestra virtual en Balmaceda Arte Joven Biobío, es el desarrollado por la artista penquista Constanza Schmidlin, que a través de la técnica de la termofusión, transformó bosas y mallas de plástico en esta obra.

Constanza Schmidlin, es una artista nacida en Concepción que creció rodeada por la Cordillera de Nahuelbuta, los lagos Lanalhue, Lleu Lleu y el mar del Pacífico, en la comuna de Cañete, parajes naturales que, puede decirse, influenciaron sus creaciones. A los 17 años entró a estudiar Artes visuales en la Universidad de Concepción, y enfocó su estudio en la pintura, grabado y técnicas mixtas, entre ellas la termofusión, la que es una de las protagonistas de su nueva muestra “Guarida”.

Guarida es una experiencia de inmersión hacia el mundo interior de cada persona, una búsqueda del hogar íntimo al cual recurrimos cuando no encontramos en el mundo físico, un refugio de protección. Está pensada y elaborada en el contexto actual de crisis social, económica, política, sanitaria y, por sobre todo, espiritual, que aqueja a nuestra sociedad. En este tiempo de encierro forzado, surgen reflexiones, preguntas y acciones que nos llevan a replantearnos la idea de refugio. ¿Dónde está mi hogar? ¿A qué le llamo hogar? ¿Existe un espacio en el cual pueda conectarme conmigo?

Durante la infancia solemos construir casas o carpas en nuestras piezas, generando nuestras propias guaridas elaboradas con elementos que se encuentran en el hogar. Algunos tenían una casita en un árbol o un espacio secreto dentro del jardín para pasar un rato con uno mismo, algo de gran importancia y valor, ya que comenzamos a situarnos en un lugar en el mundo y a descubrirlo por nosotros mismos, tomando como ejemplo la realidad cotidiana. Sin embargo, cuando crecemos surgen otras interrogantes: ¿Cuándo y dónde está esa casita para estar conmigo? ¿Cómo me enfrento a la realidad si no encuentro un refugio en mi?

El cuerpo de esta obra está construido en su totalidad con bolsas plásticas blancas, amarillas y mallas del mismo color en la técnica de termofusión, la cual consiste en calentar las bolsas a través del planchado, produciendo una reducción y un pegado de estas a partir de capas, esto genera texturas y una gama de colores que permiten trabajar formas que dan vida a un refugio ligado a la naturaleza del reino Fungi, símbolo de la transformación de la vida que siempre está presente en la obra como un acercamiento al movimiento transmutador que se genera luego de vivenciar tu propia “Guarida”.

DETALLE DE LA OBRA

“Guarida” – Constanza Schmidlin

Comunidad BAJ

“Guarida” – Constanza Schmidlin

Cuándo:

Un trabajo hecho especialmente para su muestra virtual en Balmaceda Arte Joven Biobío, es el desarrollado por la artista penquista Constanza Schmidlin, que a través de la técnica de la termofusión, transformó bosas y mallas de plástico en esta obra.

Constanza Schmidlin, es una artista nacida en Concepción que creció rodeada por la Cordillera de Nahuelbuta, los lagos Lanalhue, Lleu Lleu y el mar del Pacífico, en la comuna de Cañete, parajes naturales que, puede decirse, influenciaron sus creaciones. A los 17 años entró a estudiar Artes visuales en la Universidad de Concepción, y enfocó su estudio en la pintura, grabado y técnicas mixtas, entre ellas la termofusión, la que es una de las protagonistas de su nueva muestra “Guarida”.

Guarida es una experiencia de inmersión hacia el mundo interior de cada persona, una búsqueda del hogar íntimo al cual recurrimos cuando no encontramos en el mundo físico, un refugio de protección. Está pensada y elaborada en el contexto actual de crisis social, económica, política, sanitaria y, por sobre todo, espiritual, que aqueja a nuestra sociedad. En este tiempo de encierro forzado, surgen reflexiones, preguntas y acciones que nos llevan a replantearnos la idea de refugio. ¿Dónde está mi hogar? ¿A qué le llamo hogar? ¿Existe un espacio en el cual pueda conectarme conmigo?

Durante la infancia solemos construir casas o carpas en nuestras piezas, generando nuestras propias guaridas elaboradas con elementos que se encuentran en el hogar. Algunos tenían una casita en un árbol o un espacio secreto dentro del jardín para pasar un rato con uno mismo, algo de gran importancia y valor, ya que comenzamos a situarnos en un lugar en el mundo y a descubrirlo por nosotros mismos, tomando como ejemplo la realidad cotidiana. Sin embargo, cuando crecemos surgen otras interrogantes: ¿Cuándo y dónde está esa casita para estar conmigo? ¿Cómo me enfrento a la realidad si no encuentro un refugio en mi?

El cuerpo de esta obra está construido en su totalidad con bolsas plásticas blancas, amarillas y mallas del mismo color en la técnica de termofusión, la cual consiste en calentar las bolsas a través del planchado, produciendo una reducción y un pegado de estas a partir de capas, esto genera texturas y una gama de colores que permiten trabajar formas que dan vida a un refugio ligado a la naturaleza del reino Fungi, símbolo de la transformación de la vida que siempre está presente en la obra como un acercamiento al movimiento transmutador que se genera luego de vivenciar tu propia “Guarida”.

DETALLE DE LA OBRA

Sobre el Artista Docente: